miércoles, 18 de junio de 2008

Ruta con Rubenzo

Por fin llegó el día de salir a rutear con Rubenzo, el sábado iba a salir un rato a mi bola para hacer algo suave así que se me ocurrió llamarle a ver si se animaba y así salíamos juntos por primera vez este año. Dio la casualidad que él ya había quedado con su colega y vecino Nacho para rodar unas 3 horas tranquilamente así que me dejaron que me uniera a ellos el sábado por la mañana.
Fuimos por la zona de la Llanera interior, que es un laberinto de caminos pero que él conoce como la palma de la mano y la verdad que es una zona guapa para andar en bici, sobretodo con el buen día que hizo ese sábado, por la tranquilidad que se respira en esa zona, con poco tráfico, zona llana y rodeados de verdes prados y por la compañía.

El recorrido fue Posada de Llanera, desvío hacia Arlós antes de subir la Miranda, Sta. Cruz de Llanera, S. Cucao, Lugones y Hevia.

Como decía, la marcha fue a un ritmo tranquilo y charlando entre los 3, aunque se animó la cosa en alguna ocasión cuando Rubén se calentó un par de veces para llegar el primero en un par de repechos, pero me temo que va a tener que seguir entrenando duro para llegar a conseguirlo, jeje...
Al final, les acompañé hasta Hevia donde Rubén intentó dar lo que le quedaba atacando en la cuesta del palacio, pero que quedó en nada ante un amago de calambres. De todos modos, no hay que quitarle mérito ante la intentona y esos cambios de ritmo son muy buenos para un entrenamiento de calidad.

Tras despedirnos en Hevia, yo quería hacer algún km. más, así que fui hasta Sama a buscar a Marlén que salía del trabajo con lo que me salieron finalmente 76km.

Pongo algunas fotos de la salida:


Rubenzo y Nacho ante el palacio de S. Cucao -- Los mismos coronando un repecho -- Nacho y yo
Tras esta salida tranquila y amena, el domingo tocaba salida larga con la gente de la SCTA, estaba programada la subida a uno de los puertos que desde no hace mucho está de moda por la geografía asturiana, que no es otro que Cotobello en el concejo de Aller.
Amaneció mojado y presagiaba lluvia y mal tiempo, pero había que entrenar y dedicí salir igual, luego por fortuna, mejoró el día.
Tras encontrarnos con la gente que había salido desde Gijón, tiramos rumbo a Mieres por Gargantá y S. Tirso a buen ritmo. Después zona de llaneo por la cuenca del caudal hasta llegar al inicio de Cotobello, primer km al 10% que me cuesta un poco hasta ir adaptándome a la pendiente y al sol que empezaba a pegar y que no me sienta muy bien. Tras un par de kms. me encontré mejor y por delante del grupillo de los que empezamos a subir juntos, aunque aguanta Gustavo, duro como una piedra como siempre, y eso que no está bien de forma por haber tenido una lesión. Subí acompañándole y regulando las pulsaciones, sin pasar de 160, hasta llegar al último km, del 11%, y yo apreté algo más porque nos estaba cogiendo uno por detrás...
Después, vuelta por donde habíamos venido, en la cual me entró una pequeña pájara subiendo de nuevo S. Tirso, por suerte paramos en la Felguera, me tomé 2 coca-colas y un pincho y recuperé para lo que faltaba hasta llegar a casa.
Al final, 120kms, última ruta más o menos larga antes de la Quebrantahuesos.

Como diría Julio Cesar si hubiera nacido en Asturies: "La suerte tá echá"
Saludos!!

2 comentarios:

rubenzo dijo...

Que orgullo, poder formar parte de este blog. Jaja. Por cierto, al ver las fotos me doy cuenta que me sobran unos cuantos kilos.
P.D: Lo del Sporting sobraba!!!

Jandoski dijo...

Rubenzo... menudu pedazo de cabrón de colega que tenemos... usease "ameno y tranquilo"... ta diciendo que tas atacando y que te lo impide sobrau y pancima diz "ameno y tranquilo..." yo lu mataba. Espero que sigas dandoi caña y la próxima vez lu machaques, por vacilón... si es que yo siempre me pongo de parte del débil, no lo puedo evitar :-)))

P.D. Por cierto, lo de "la tranquilidad que se respira en esa zona, con poco tráfico, zona llana y rodeados de verdes prados y por la compañía" sonó gay, pero gay, gay.